Punto y al arte

Literatura, arte, música, cine… para una “inmensa minoría”

Posts Tagged ‘Amenabar’

Ágora

Posted by asociacionpya en octubre 21, 2009

Amenábar vale. Hace tiempo que este joven al que no quisieron en la Escuela de cine ha demostrado que vale. Y el que vale al final llama la atención de los productores. Y el que vale acaba pudiendo contar con los medios con los que siempre soñó. Esto le ha ocurrido a Amenábar que de pronto se ha visto con un presupuesto holgado y ha podido hacer la película de su vida (quizá la primera película de su vida, pues sin duda vendrán otras) : ha podido recrear la Alejandría del siglo IV, ha podido rodar escenas de multitudes, luchas, batallas… el sueño de un director español que como él ha sabido romper moldes, y hacer aquí un cine con la inspiración de lo mejor del cine americano.

Alejandro Amenábar nos tiene acostumbrados a buenas películas o cuando menos, interesantes, quizá por eso esperábamos más de su Ágora que cuenta la historia de Hipatia, mujer, filósofa y astrónoma en un mundo de hombres y en una época turbulenta, en plena decadencia del imperio romano. El tema (la intransigencia y el extremismo religioso), el personaje principal (la hermosa Hipatia, fuerte, inteligente e influyente) y las historias que se entremezclan (una historia de romanos en Egipto, un triángulo de amor, amistad y fidelidad y el acoso, derribo y violencia contra la protagonista) tenían que haber dado para más.

Como positivo:

– El casting: estupenda Rachel Welsz, quien con un buen trabajo logra que la frialdad, la falta de interés sexual de Hipatia, se imponga ante el espectador a pesar de su belleza; soberbio Max Minguella, en el personaje más complejo de la película, el del esclavo enamorado, un personaje torturado, pasional, que crece mientras su dueña, maestra y amiga envejece, que cambia su forma de amar al darse de bruces con un amor imposible; excelente también el trabajo de Oscar Isaac, en el papel del otro enamorado, Orestes, a cuyo amor (este sí posible) tan sólo se opone la inhibición sensual de la propia Hipatia.

Alejandría: preciosa la fotografía de la película, el color del desierto, la ambientación, la recreación de la ciudad, la biblioteca…

Como negativo:

La narración de los acontecimientos sin ninguna profundización en las causas económicas y políticas de la barbarie. La historia acaba siendo una batallita tras otra en la que un bando (los cristianos o parabolanos) son malos malísimos (no se explica por qué) y arramblan contra romanos, judíos y mujeres intelectuales que viven a su aire sin ton ni son.

– La falta de riqueza de los personajes. Los guionistas no se han complicado la vida: Hipatia es muy guapa, muy lista, muy independiente, muy intelectual y buena buenísima, pero el personaje es totalmente plano a lo largo de toda la película y no nos creemos a una sabia tan blanda, tan aislada del mundo y tan, por momentos, infantil (¿Dónde está su fuerza? ¿Dónde está su influencia no intelectual sino política?). Excepto Davo, el esclavo, (el personaje más trabajado y atractivo sin duda), los hombres también son lineales, simples y sosos, buenos o malos sin matices e incluso en ocasiones incoherentes.

Como película de aventuras, como entretenimiento puro y duro, Ágora no está mal. Lo malo es que hay poco más que ese entretenimiento. Amenábar nos quiere hablar de muchas cosas: del enfrentamiento ciencia-religión, de la intolerancia, de la libertad de pensamiento (Hipatia es libre siempre, incluso aunque esté presa, Davo no lo es, aunque le quiten de forma real o simbólica las cadenas), de la pasión (de la pasión amorosa, de la pasión por el conocimiento) pero no acaba de darle contenido y enjundia a la película, lo cual es una pena.

A pesar de todo, Amenabar vale. Al menos nos entretiene, así que vale.


Anuncios

Posted in Cine y televisión | Etiquetado: , , , | 2 Comments »