Punto y al arte

Literatura, arte, música, cine… para una “inmensa minoría”

El viento nos llevará

Posted by asociacionpya en octubre 17, 2010


Es difícil expresar con palabras toda la belleza y la frescura de esta película de Kiarostami. A medio camino entre el cine y el reportaje, El viento nos llevará nos transporta a un pueblo perdido en las montañas de Irán, donde tres reporteros esperan la muerte de una anciana para poder rodar una ceremonia tradicional de duelo.

Partiendo de un presupuesto tan realista como obsceno, Kiarostami presenta una narración limpia, en la que la complejidad de la cultura árabe, con sus luces y sombras, se muestra de forma transparente. La base de esa complejidad es la oposición de dos mundos: el mundo rural de mentalidad tradicional, el que esconde a la mujer, el que la relega y la esclaviza, y el mundo urbano, el que presenta ciertos avances sociales pero que, al mismo tiempo, no deja de ser machista, ha cedido al estress, el cinismo y la falta de ética y ha perdido también muchos valores antiguos que quizá merecía la pena conservar: la alegría y la dedicación con la que trabaja la gente sencilla, la generosidad, el sentido de comunidad, la hospitalidad con el viajero…

Uno de los elementos más llamativos de la película es la presencia constante de las mujeres, a las que Abbas Kiarostami quiere dar un protagonismo que de ninguna manera tienen en la vida real: la madre joven que tiene un hijo tras otro, la dueña de un bar, las mujeres que son marcadas en la cara en un ritual doloroso tras la muerte de un familiar, la muchacha con la que el reportero habla a solas en un país en el que algo así no está permitido (la escena fue prohibida en Irán por su supuesta carga erótica)… Parece que Kiarostami no quiere juzgar sino sólo mostrar, pero si se decanta por algo es por las mujeres. En esa escena, el periodista recita un poema de la poeta feminista Forough Farrokhzad famosa por sus poesía llena de sensualidad. El título del poema es el que da nombre a la película El viento nos llevará consigo, un poema que simboliza todo el ansia de libertad, todo el deseo de abrir las ventanas, de dejar atrás la pequeñez del mundo de la mujer árabe.

Una película formalmente sencilla pero llena de matices y de autenticidad. Para acercarse sin juicios previos de valor a la realidad del mundo árabe. Para dejarnos llevar por sus calles y sus paisajes. Para descubrir por nosotros mismos una o muchas verdades.

EL VIENTO NOS LLEVARA CONSIGO

En mi pequeña noche
¡Ay!
El viento tiene una cita con las hojas de los árboles
En mi pequeña noche
Amenaza la ruina

¡Escucha¡
¿Oyes la corriente de las tinieblas?
Yo miro distante esta felicidad
Apegada estoy a mi desesperanza

¡Escucha!
¿Oyes la corriente de las tinieblas?
Algo atraviesa la noche
La luna está roja y agitada
Y sobre este techo que a cada instante parece derrumbarse
Las nubes aguardan enlutadas
A derramar sus lágrimas

Un instante.
Y después nada
Detrás de esta ventana tiembla la noche
Y la tierra deja de girar
Detrás de esta ventana algo desconocido
Esta pendiente de nosotros

¡Ah!, tú, verde, todo verde,
Pon tus manos como un recuerdo encendido
En mis manos amantes
Y como un cálido sentimiento de existencia
Confía tus labios a las caricias de mis amantes labios.

El viento nos llevará consigo.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s