Punto y al arte

Literatura, arte, música, cine… para una “inmensa minoría”

La cinta blanca

Posted by asociacionpya en marzo 9, 2010


La cinta blanca es casi una obra maestra. Dura, desapacible, oscura a pesar de la maravillosa claridad de los trigales que fotografía, la película con la que Michael Haneke nos sorprende es mucho más que una obra sobre una época histórica. La recreación de un pueblo alemán en el año previo al estallido de la primera guerra mundial, da pie a la puesta en escena de un panorama sobrecogedor. Impresiona pensar que Hitler se crió en un lugar así, que Hitler pudo vivir un ambiente parecido en su casa, en su comunidad… Pero en realidad no son hechos históricos lo que Haneke quiere contar, de lo que el director alemán quiere hablar es del efecto devastador que puede provocar el mal que un ser humano causa a otro y lo hace de una forma perfecta.

En el colectivo que Heneke nos presenta existen dos relaciones perversas: la relación del poderoso (del barón avaro, mezquino, vengativo e injusto) frente a sus gobernados y la relación entre padres (también injustos, también brutales) y sus hijos. Con el trasfondo de la primera, de las relaciones sociales de poder, el guión se centra en la segunda con lo que el tema predominante en la película es la educación, destacando lo importante que es lo que el individuo vive en su niñez y adolescencia. La película es dura pues se muestra toda la basura que hay dentro de las familias y de las casas: el maltrato físico y psíquico, los abusos sexuales, la educación férrea, el peso de una religión protestante que se usa como instrumento de poder y de humillación, la hipocresía de una sociedad que predica el bien y que no lo practica. En la película los protagonistas son los niños, la pureza que se corrompe, la infancia dolorida que aplica exactamente la justicia que se les enseña: el rencor y la venganza.

Llama la atención que en esa educación se echa de menos la presencia de las mujeres. Las madres o están muertas o ausentes de alguna manera (no protegen, no salvan). Se impone la primacía masculina, los instintos (la sexualidad, la violencia) más animales. Es la madre la que falta, es la ternura, la bondad, la protección la que falta. El resultado es un grupo de críos que forman su propia “sociedad” aparte reproduciendo lo que han aprendido. Cualquiera de los personajes, cualquier ser humano que haya sufrido como estos personajes podría convertirse en un monstruo como lo fue Hitler.

Pocos adultos parecen estar al margen de la barbarie. Sin embargo, unos se resignan, a uno se le castiga y otro (el maestro) simplemente observa y narra sin entrometerse. La resonancia con la época hitleriana es también evidente: la destrucción implacable de los justos, la pasividad de la gran mayoría influyó también en todo lo que ocurrió en Alemania.

El film es tan complejo que podrían comentarse muchas cosas. La atención a los mínimos detalles, la forma de exponer lo más repulsivo sin mostrarlo directamente, el modo en que una película de dos horas y media no se hace larga, la manera en la que el director consigue que el espectador se meta de lleno en el ambiente que se narra, el desconcierto que causa el hecho de que todas las historias se queden abiertas y los misterios inconclusos… Es esto último lo que no permite que la película sea redonda pues el espectador busca respuestas a los enigmas. Haneke, sin embargo, parece haberlo hecho a conciencia, obligando al espectador a unir historias y pensar conclusiones.

La película ha estado nominada al Oscar y no se lo ha llevado. No se pueden quitar méritos a El secreto de sus ojos pues es preciosa, sin embargo, la profundidad, la universalidad de la obra de Haneke, la hace quizá más interesante, más intemporal y más intensa.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Enlaces relacionados:

El secreto de sus ojos

Los falsificadores

Anuncios

2 comentarios to “La cinta blanca”

  1. asociacionpya said

    Isabel como q casi una obra maestra?, q le falta?
    Ayer a las 21:08 · ·

    Punto y al arte jeje, sólo te leíste esa frase? Casi, casi… 😉
    Ayer a las 22:55 ·

    Isabel Miguel pues siiiiiiii, lo q hacen las prisas! Pero mantengo mi opinión, aunq el final jode, el final es el culmen. Es insuperable.

  2. fernanda said

    Hola:

    Me encanto tu página, es muy buena, y conciente de tu trabajo es que te propongo realizar un intercambio de enlaces. Si estás interesada por favor enviame un email para poder continuar con la propuesta, en caso no te interese, disculpa por la molestía.
    Considero que todos debemos ayudarnos, para seguir ascendiendo en este mundo del internet, así que no dudes en contactarme si lo que buscas es pocisionar tu página y así obtener mejores y mayores visitas.. Gratuitamente podemos ayudarnos..
    Exitos con tu blog.
    Un cordial saludo
    Fernanda Fernandez.
    maferfpor@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s