Punto y al arte

Literatura, arte, música, cine… para una “inmensa minoría”

  • Asociación Punto y al arte

    La Asociación Punto y al arte tiene como objetivo fundamental la promoción de autores y creadores que en nuestro modesto parecer son excelentes. Pueden ser más o menos conocidos, pueden ya haber salido a la palestra o no. A través de esta página y a través de nuestras publicaciones, queremos compartir todo aquello que nos apasiona, sabiendo que hay una "inmensa minoría" que disfruta de las mismas cosas que nosotros.
  • Participa

    - Envíanos tus poemas, cuentos, fotografías, etc.
  • - El consejo editorial de Punto y al arte seleccionará y publicará los mejores.
  • - Participa también opinando sobre las obras aquí expuestas.
  • Correo electrónico

    punto.y.al.arte @ gmail.com
  • Posts Más Vistos

  • Síguenos en Facebook

    facebook
  • Tu correo electrónico.

  • Suscribirse

  • Meta

El ordenador no acabará con los libros

Posted by asociacionpya en febrero 21, 2009


4Una investigación del Centro Nacional para la Educación y la Investigación de la Lectura de Noruega mantiene que el formato digital y las pantallas de PC en particular influyen en la forma de leer una obra literaria hasta el punto de impedir la inmersión que sí se consigue con los libros.

Eso nos parecía a los que no somos nativos digitales. Nos quedaba la duda de sí los jóvenes que sí lo son se pasarían al nuevo formato. Parece ser que no. Que un invento tan perfecto como el libro, un objeto con una historia que ha ido perfeccionándolo cada vez más, no desaparecerá. Puede desaparecer la prensa, las revistas, todo lo que exige una lectura breve y sin concentración. Pueden desaparecer (es ya casi un hecho) las obras de referencia (diccionarios, enciclopedias…) por la misma razón. Pero del mismo modo que imprimimos los apuntes para estudiarlos y nos resulta imposible estudiar directamente de la pantalla, para disfrutar de la lectura con todo lo que ello implica, para leer una novela, al menos de momento seguiremos utilizando el libro, ese en el que nos sumergimos y nos hace olvidar todo lo demás, ese que nos encanta tocar, oler, acariciar, ese que no nos gusta que se estropee, ese que compramos después de haberlo leído porque nos ha gustado tanto que queremos “tenerlo”, ese en el que colocamos nuestro marcapáginas favorito, ese que abrimos y leemos al azar, ese del que nos saltamos páginas o en el que releemos fragmentos, ese en el que buscamos los díalogos, ese del que nos leemos el final para saber hacia donde vamos cuando lo estamos disfrutando pero no sabemos a donde nos lleva… 

Personalmente leo mucho en Internet pero no soy capaz de leerme una novela entera en este formato, ni siquiera un cuento largo… ahora me explican por qué los científicos. Bueno, no digo más.  Creo que mi gusto “personal” por el formato tradicional queda claro. No voy a extenderme más para que el artículo pueda leerse bien 🙂

LEER LA NOTICIA COMPLETA

Anuncios

3 comentarios to “El ordenador no acabará con los libros”

  1. Conchita Díaz said

    Completamente de acuerdo con el artículo-obvio, habiéndose criado una en tiempos precibernéticos y prehistóricos-.Es indescriptible lo antipática que se me hace una novela disfrazada de calculadora.El problema es-¿Querrán las nuevas generaciones enfrentarse al esfuerzo que supone una novela completa, algunas de -Virgen santa-más de 200 páginas, o tendrán sus esquemas mentales tan multimedia que esperarán directamente a la película?

  2. Juan J Macías said

    De acuerdo casi al cien por cien. ¿Sustituir? No creo que los medios digitales terminen sustituyendo al tradicional libro de toda la vida, igual que se ha demostrado que el CD y el mp3 todavía no han podido desbancar a los vinilos. Son dos medios diferentes para dos necesidades distintas y se pueden complementar entre sí.

    Con los medios electrónicos ganas facilidad de acceso a los contenidos, posibilidad de extracción de los mismos (nada de escribir o teclear sin parar mientras sujetas tu sufrido libro en un atril o soporte), mejoras en el espacio de almacenamiento (la librería polvorienta se convierte en el dispositivo de turno) y durabilidad.

    De momento, ya existen sorprendentes conversos a este nuevo medio, que aprovechan las ventajas que acabo de mencionar.
    http://www.amazon.com/gp/mpd/permalink/m1JKVXYEJGAOB3
    (Aun así, creo que Neil Gaiman es de las personas que, en su casa, seguirá prefiriendo manosear libros antes que trastear con este tipo de cachivaches)

    Por su parte, el libro es autosuficiente, sólo se necesita el propio libro y un individuo con capacidad suficiente de lectura y concentración. Los libros digitales dependen de la tecnología existente en el momento; seguro que llegará el día en el que no puedas leer el e-book por carecer de aplicación o reproductor adecuado, pero eso nunca te pasará con un libro de toda la vida si lo conservas bien. Y no olvidemos el valor que transmite la propia entidad material del libro, algo que por ser tangible tiene una dimensión que un archivo de ordenador JAMÁS podrá transmitir. Vivimos en una época en la que no se le da valor a nada; podemos descargarnos discografías, series de televisión o filmografías completas, pero raramente tenemos el tiempo suficiente para disfrutar del fruto de nuestras descargas. Conseguir ese raro ejemplar en una librería de saldo no tiene equivalencia en el mundo del ‘pincha aquí para descargar’. Los libros de verdad son los que te transmiten sensaciones, ese ex-libris, esa dedicatoria, esa anotación al margen que hiciste. El peso del libro en tu mano, acompañándote a todas partes cuando lo lees. El crujir característico de tus libros envejecidos, las páginas amarillentas, el olor del papel…

    Espero que no lleguemos a días como estos, descritos hace tanto tiempo por Wells; por cierto, este texto no ha sido tecleado por mí, sino extraido de uno de los libros digitales de proyecto Gutemberg (¿no sería mejor llamarlo ‘¿Proyecto sustituir a Gutemberg?):
    “Well, mace in one hand and Weena in the other, I went out of that gallery and into another and still larger one, which at the first glance reminded me of a military chapel hung with tattered flags. The brown and charred rags that hung from the sides of it, I presently recognized as the decaying vestiges of books. They had long since dropped to pieces, and every semblance of print had left them. But here and there were warped boards and cracked metallic clasps that told the tale well enough. Had I been a literary man I might, perhaps, have moralized upon the futility of all ambition. But as it was, the thing that struck me with keenest force was the enormous waste of labour to which this sombre wilderness of rotting paper testified. At the time I will confess that I thought chiefly of the _Philosophical Transactions_ and my own seventeen papers upon physical optics.”

  3. asociacionpya said

    Hola. Os contesté ayer pero no sé por qué se han borrado las respuestas.

    Conchi. Me temo que las nuevas generaciones es posible que no aguanten ya ni la película. De acostumbrados que están al YouTube y los videojuegos sólo aceptan información fragmentada. De todos modos, la curiosidad, las ganas de aprender, el disfrute de la belleza y del arte, la necesidad de pensar y profundizar es innato en el hombre (al menos en un cierto tipo de gente) y esa gente siempre acabará llegando al libro.

    Juan. De acuerdo contigo al cien por cien (sin el casi). Todavía conservo algún vinilo, mi casa está llena de libros, todavía voy al cine… Aunque, por supuesto, podemos aprovechar las ventajas de la tecnología (sería absurdo no hacerlo) tener un libro entre las manos, el ritual de ir al cine, ese sonido rasgado del vinilo… son pequeños placeres a los que tampoco tenemos por qué renunciar. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s