Punto y al arte

Literatura, arte, música, cine… para una “inmensa minoría”

Henri Cartier-Bresson

Posted by asociacionpya en septiembre 30, 2008


El francés Henri Cartier-Bresson (1908-2004) es considerado uno de los fundadores del fotoperiodismo y ha sido apodado por su biógrafo, Pierre Assoulin, como “el ojo del siglo XX”.

Su obsesión, atrapar el instante decisivo, lo convirtió en uno de los mayores fotógrafos de la historia. Realizó retratos de los personajes más importantes del siglo XX y cubrió acontecimientos decisivos como el entierro de Gandhi, la Guerra Civil española, las Guerras europeas o la entrada triunfal de Mao Tse Tung en Pekín. En 1947 creó junto a otros reporteros de guerra la Agencia Magnum.

Este verano pudo verse una exposición muy completa de Cartier en el Castillo de Santa Catalina en Cádiz. Una muestra importante de las fotografías tomadas en sus numerosos viajes. La exposición reunió una selección de 133 fotografías que abarca un período de más de 40 años (entre 1932 y 1979) y que recoge todas las facetas de su trabajo.

India

La exposición, organizada por la Caixa, ha rodado por distintas ciudades de España, permitiéndonos a los neófitos descubrir a un maestro. Y descubrirlo ha significado personalmente una confirmación de que no es la técnica lo que hace que un fotógrafo sea bueno.

Una mujer reconoce a la persona que la denunció a la Gestapo. Un "momento decisivo", un momento guardado para la eternidad

Bresson nos transmite la fuerza de los paisajes más exóticos y de las situaciones más llamativas (en sus fotografías de viajes, en sus fotografías de guerras o de zonas deprimidas) pero también los juegos de las apariencias (las fotos de gente dormida que parece que están muertos son sorprendentes), la fragilidad del genio (Giacometti, Simone de Beauvoir, Matisse, Sartre, esos pobres seres humanos, tan tristemente solos), el erotismo de la mujer, los elementos más duros de la infancia en épocas difíciles …

Para crear esas pequeñas maravillas, al parecer Bresson utilizó casi únicamente una Leica y un objetivo de 35 mm. y nunca le interesó manipular el negativo, tan sólo encontrar este instante mágico en el que todos los elementos de lo que está viendo forman un conjunto significativo.

En muchas de las fotos que se vieron en la muestra gaditana la luz no era perfecta, en algunos retratos los rostros podrían tener un mejor enfoque, no había fotografías de estudio ni escenas “preparadas” pero todas las fotos eran pequeñas maravillas: Bresson se implica en la realidad que quiere reflejar, capta la emoción del momento, realiza instantáneas sugerentes y reveladoras, consigue una composición siempre perfecta… En definitiva, Bresson muestra una gran intuición y sensibilidad y un fuerte sentido de la geometría . Algo imprescindible para hacer buenas fotos, algo para lo que no se necesita más que una Leica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s